Notas altas para Medellín

Miércoles, diciembre 1 de 2010.  Toda la tarde en New York, café bar junto a la cabeza de Einsten, en Ciudad de Panamá.  Delicioso.

Raro pasar toda la tarde en un café. Placer total. Suena Old Laughing Lady de Neil Young

Pienso en el nuevo reto, este de ser Precandidato a la Alcaldía de Medellín por el Partido Verde.

Me llega un twitter, avisando que el congresista Verde, Alfonso Prada, es elegido el mejor en Colombia.  Es el Sello Verde, marca de calidad para políticos, para candidatos y candidatas, para los gobernantes que se comprometen con transparencia, con equidad, con inclusión, con mayores oportunidades. Bien. Es posible.

Medellín ha avanzado, mucho, en estos últimos años.  No somos ni la sombra de lo que éramos en los 80 ni en los 90.  La elección popular de alcaldes permitió empezar la transformación.  La Consejería Presidencial, inicio de los 90, generó dos cambios de paradigmas: el Estado empezó a llegar a los barrios donde no había llegado, y el gobierno tendió puentes para construir proyectos colectivos, de largo alcance, con empresarios, ONG, organizaciones comunitarias, universidades.

Desde el 2004, con Fajardo, y desde el 2008, con Alonso, educación y cultura como herramientas fundamentales en la transformación estructural. Urbanismo social y proyectos urbanos integrales, como marca de la presencia en comunas y barrios.  Democracia deliberativa y participativa, como forma de trabajo: escuchar, construir, proponer.  Superar las inequidades, abrir oportunidades, los resultados.

Medellín está en el mapa del mundo y, lo principal, ya está también en el mapa de cada ciudadano, de cada ciudadana: somos más conscientes de lo que somos y tenemos -de lo bueno, de lo malo-, somos más conscientes de lo que perdimos durante años -por violencias, por corrupción, por politiquería-, somos más conscientes de lo que somos capaces de hacer y de lo que somos capaces de ser: cambio, transformación profunda, modelo nacional y modelo mundial en gestión pública-.

No me imaginé en estas lides electorales.  Asusta y emociona.  Asusta, por las implicaciones de seguridad, por la familia, por responder a las necesidades de una ciudad que aún tiene en la pobreza extrema y en las violencias marcas de su duro pasado, marcas de lo que como sociedad tardamos en hacer.  Emociona, y mucho, por la buena oportunidad de convocar a mucha gente, diversa, de conocimientos y experiencias múltiples, a proponer, a diseñar, a construir nuevos retos, nuevos sueños, nuevos compromisos (hemos sido eso, básicamente: Compromiso Ciudadano).

No soy solo, no estoy solo.  Somos un proyecto colectivo de mucha gente que sigue transformando cada calle, cada barrio.

Notas altas para la ciudad.  Lo que sigue debe ser mejor.  Puede ser mejor.

Jorge Melguizo

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Medellín, Partido Verde, Precandidatura

2 Respuestas a “Notas altas para Medellín

  1. Por fin las notas de Jorge con las que tanto había soñado. Un gran abrazo y mucha energía para este nuevo paso.

  2. Pingback: Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s