Ser los ojos de los demás

¿Y qué tal si fuéramos capaces de aprovechar este gran desastre causado por el invierno para, además de reconstruir infraestructuras, intentar construirnos como nación, como pueblos solidarios, como propósito colectivo?

¿Qué tal si convertimos en una enorme oportunidad nacional esta enorme tragedia para esos millones de personas que perdieron todo y la tragedia que vendrá para muchas ciudades, adonde ya empiezan a llegar esas nuevas familias, desplazadas, sin nada que perder y en busca de una oportunidad, al menos una oportunidad?

El Gobierno Nacional no tenía en su plan, ni en su presupuesto, un proyecto de 12 billones de pesos.  Hoy lo tiene: el proyecto de recuperar tierras, de reconstruir vías, de rehacer la economía inundada (que es diferente a la economía del lavado de dinero… aunque coincidan en algunos territorios).  Ese presupuesto es equivalente al que maneja Medellín en 4 años y acá demostramos que se pueden hacer grandes transformaciones estructurales con ese dinero.

Ya los alcaldes y gobernadores de la región Caribe proponen hacer algo así como una gran corporación regional para asumir la tarea de reconstruir.  A algunos de ellos se les deben estar haciendo agua la boca (literalmente) con la perspectiva de malmanejar esos muchos billones de pesos.  En río revuelto, ganancia de corruptos y politiqueros, responsables en buena parte del desastre, culpables por no haber hecho lo que había que hacer, malmanejadores históricos de los presupuestos públicos que han derivado en bolsillos privados y que se han gastado fortunas en obras y en proyectos sin sentido, sin razón, sin necesidad o con enormes sobrecostos y con ínfima calidad

El invierno es responsable, claro.  La cantidad de agua que ha caído es impresionante.  Pero un país que tiene en el agua su potencial, un país que tiene en el agua su principal riqueza, no puede seguir planeando su desarrollo sin contar con la naturaleza.  Son muchos quienes han basado su trabajo de alcaldes o gobernadores o concejales o diputados o congresistas o ministros o presidentes en obras que no apuntan al verdadero desarrollo sostenible, a la solución estructural de nuestros problemas, y que han dejado pasar años y años para las soluciones requeridas.  Lo del Canal del Dique es solo uno de los mejores (peores) ejemplos.

No hay que reconstruir: la tarea es la de construir.  Construir planes de ordenamiento territorial en todos los municipios, construir una reforma agraria que lleve a que las mejores tierras del país no estén en manos de muy pocos (le oí a alguien algo así: “a la tristeza que da ver desde un avión tantas tierras inundadas se une la alegría de ver muchas más tierras no inundadas… que estarían disponibles si hubiera una Ley que las volviera disponibles para la mayoría y no para una ínfima minoría”).  Construir un mejor modelo agropecuario, con exigencias medio ambientales como propone reiteradamente Alfredo Molano en su columna de El Espectador.  Hacer de una vez el gran plan vial del país, que nos saque del atraso tremendo en infraestructura (¡somos los casi últimos en carreteras en el continente!).  Es increíble que no haya en Colombia ni dobles calzadas entre Bogotá y las segundas ciudades: Medellín, Cali, Pereira, Bucaramanga, Barranquilla.  Y es increíble que haya carreteras, en pleno inicio de 2011, como la de Medellín – Turbo, una trocha infame.

Pero además de obras y de proyectos sociales, deberíamos aprovechar esta dura situación para avanzar en un gran proyecto cultural: el de la solidaridad como sello de un país, el de la solidaridad como compromiso real de cada persona.  La solidaridad no es solo la del dinero (que también), sino la de generar conciencia de lo que somos y tenemos como país, para potenciar lo bueno y abandonar lo malo.  La solidaridad como actitud colectiva, que debería llevarnos a la generación de equidad, a la generación de oportunidades, al rompimiento histórico de esas múltiples brechas que nos separan.

¿Cuándo hemos sido nación, cuándo hemos sido una sola comunidad los 44 millones de colombianas y colombianos? Pocas veces.  Con el 5 – 0 de Colombia – Argentina.  Con la tragedia de Armero.  Con las marchas contra las FARC (que no deberíamos parar, que habría que seguir, constantemente).  Es decir, hemos sido nación en el dolor y en lo inesperado.  Deberíamos ser nación por decisión, tener un distintivo propio, interno, que nos una, que nos enorgullezca.  Ya tenemos un distintivo para vender afuera y los resultados se van dando (Colombia es pasión).  Construyamos uno hacia adentro.  La solidaridad, como sello, debería ser ese distintivo. Una sociedad que se defina así, como solidaria, sería una mejor sociedad.

¿Utópico?  Yo creo en las utopías.  Y muchas veces hemos demostrado que es posible.

Dice Sergio Valencia: debemos vivir en clave de solidaridad, siempre, no solo coyunturalmente.  Cada persona debe ser los ojos de los demás.

Jorge Melguizo

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Invierno, Solidaridad

Una respuesta a “Ser los ojos de los demás

  1. Jorge, tenés toda la razón. A este país no le han sobrado las lluvias sino los políticos sin visión que sólo piensan en sus bolsillos y no se ocupan de sus deberes, de sus compromisos, de la gente.

    En La Mojana no pueden seguir estrenando colchón cada año. Ni allá ni en ninguno de los municipios que en cada invierno se inundan. Tiene que haber una solución que garantice la calidad de vida de estas personas, sin que se ponga en riesgo su actividad laboral y que puedan ocupar terrenos seguros que no se los lleve el agua cada año.

    El país tiene muchas demandas de infraestructura, no solo vial, también de vivienda. Y sabemos lo que significa la vivienda para un colombiano. Para cualquier persona.

    Saludos Jorge. Un abrazo gigante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s