Coherencia

Dice el diccionario de la Real Academia Española: Coherencia: actitud lógica y coherente con una posición anterior.

No es fácil ser coherente.  La vida nos lleva, con frecuencia, por caminos que no habíamos pensado y nos pone en situaciones en las que decidimos actuar en una forma diferente a la que ya habíamos actuado, o incluso en contra de principios que defendíamos y asumíamos.  Hay una diferencia enorme entre ser coherente y ser obcecado, terco, cabeciduro, radical, dogmático, empecinado, testarudo.  Uno puede cambiar en la vida, cómo no.  Es más, es lógico que cambie: cambian las circunstancias, cambian las maneras de ver, de percibir, de asumir.  Cambian los contextos.  Cambia uno.

No es fácil ser coherente si se asume lo que agrega la RAE a esa definición: lo hago por coherencia con mis principios. Hay que tener principios para ser coherente con ellos.  Principios y no solo fines.  El fin no justifica los medios, decimos quienes pensamos que, por ejemplo, la política en Colombia se ha perdido en la justificación de los medios para lograr unos fines (todo vale, todo vale, si me beneficia, si con ello se obtiene el resultado que espero, si me sirve para lograr lo que quiero o lo que pienso que debe ser, o lo que estoy convencido que debe hacerse.  Todo vale).

No es fácil ser coherente con la frase contraria: “No todo vale”.  No es fácil, porque esa frase, como principio de vida, amarra: es más fácil moverse en el marco amplio del todo vale, o del casi todo vale, o hasta del algo puede que valga, que en el marco estrecho del no todo vale.  Cuando uno dice, y asume, que no todo vale, se compromete en un encierro propio, ético, de persistir en esa filosofía de vida: no todo vale.  Por esa frase, por ese principio, por esa filosofía, no caben resquicios.  No hay fisura en el no todo vale.  Y no es fundamentalismo.  Es un compromiso con los demás y es un compromiso con uno mismo.  No todo vale.

Yo sigo creyendo en el no todo vale, como principio personal pero también como principio que debería ser colectivo, como principio que debería ser parte de nuestra ética ciudadana, de nuestra formación cotidiana, de nuestro actuar permanente y cotidiano.  Y creo en el no todo vale como principio para quienes pensamos que, en la política colombiana, esa frase, esa filosofía, hace falta como máxima de construcción, como mandamiento, como sello.  No todo vale, ni siquiera si por ser coherente pierdo yo como persona.

No todo vale para avanzar, no todo vale para sostenerme, no todo vale para no perder.  No todo vale.

Tenemos aún una urgencia y un reto en este país: construir proyectos colectivos, democráticos, participativos, deliberantes, activos, dinámicos, abiertos a la discusión, incluyentes de diversos puntos de vista, críticos y autocríticos.  Frente a los dogmas, dialéctica.  Frente a los caudillismos, frente a los mesianismos, democracia real, asumida como ejercicio de construcción colectiva.

Tenemos aún una urgencia en este país: construir colectivamente, escuchando y generando, no imponiendo, así esas imposiciones tengan su sustentación en intereses sanos, en convencimientos propios de que son necesarias esas imposiciones para seguir avanzando.  Es que no todo vale.

Muy difícil ser coherente.  Pero no todo vale.

Jorge Melguizo

Anuncios

10 comentarios

Archivado bajo Partido Verde, Política

10 Respuestas a “Coherencia

  1. Ramon Moncada

    Vaya temota el de LA COHERENCIA!!! Efectivamente, No todo vale, no todo puede valer. Eso exige otros dos atributos y decisiones bien difíciles también, LA PRIORIZACION Y LA RENUNCIA. La priorización de aquello que es coherente con mis principios y mis elecciones y la renuncia de aquello que puede resultar práctico o atractivo pero con lo cual arriesgo la coherencia.

  2. José Fernando Valencia

    Ésto es lo que debería leer y comprender toda la dirigencia del Partido Verde, grandes líderes incluídos.

  3. Pingback: Tweets that mention Coherencia | Notas desde Medellín -- Topsy.com

  4. No todo vale. Tiene que haber límites (éticos y morales) para la ambición desmedida por el poder.

    Adelante, estamos atentos y dispuestos al debate de argumento. Un abrazo maestro.

  5. Miguel Restrepo

    Buena. Muy buena reflexión que nos ayuda a comprender los elementos que caracterizan EL SELLO VERDE. Muchas gracias Jorge.

  6. andres cardona

    Y en siete años, Medellín ha tenido la coherencia privilegiando la inversión social, sobre la inversión del ego. Una razón más, para seguir por este buen camino.

  7. Guillermo Ruiz

    Excelente opinión, y la comparto totalmente. Este es un grupo precisamente sobre la coherencia Verde

    http://www.facebook.com/home.php?sk=group_196191937058833&ap=1

  8. Saul Lozano

    Hay una pequeña pero decisiva divergencia en la primera frase: “Coherencia: Actitud lógica y consecuente con una posición anterior.” Si me permite … 🙂

    Comparto plenamente sus planteamientos por demás. Suerte en las elecciones.

  9. Leonardo

    Muchas gracias por darnos pistas para exigirle como precandidato: la coherencia. Tomaremos nota atenta y en caso de que le aprendamos mucho de ahora en adelante, como le hemos aprendido en estos últimos 7 años, estaremos con usted más que en las urnas; estaremos persuadidos con su idea de la coherencia. Esa es una responsabilidad que le convoca a usted como precandidato, y más a nosotros como veedores del “no todo vale”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s