Arriba mi Barrio

15 de marzo de 1991, viernes: primera emisión de Arriba mi Barrio.  Teleantioquia, 2.30 de la tarde.  Hoy sigue al aire con otro nombre y con bastantes cambios pero con principios similares: Camino al Barrio, que emiten Telemedellín y Teleantioquia.  20 años semanales de construcción de sentido, de construcción de ciudadanía. De vernos, de reconocernos, de asumirnos, de encontrarnos.

Arriba mi Barrio fue una propuesta de la Corporación Región a la entonces naciente Consejería Presidencial para Medellín.  María Emma Mejía, hoy Presidente de UNASUR, recibió a fines de 1990 el reto del Presidente Gaviria de hacer una intervención integral en Medellín, de jalonar a la Alcaldía, a las empresas privadas, a las ONG, a la comunidad, a las diferentes iglesias hacia proyectos que permitieran detener las altísimas cifras de violencia que venían subiendo sin parar desde principios de los 80.  1991 fue el año más violento en la historia de Medellín: casi 6.700 muertos, la mayoría menores de 26 años, la mayoría asesinados a bala.

En ese reto de llegar con el Estado a los barrios tomados por milicias populares y por bandas inmensas y por mafias de todo tipo, se diseñó Arriba mi Barrio.  Con Nacho Sánchez, en la mesa de comedor de mi casa, un 28 de diciembre, trazamos el proyecto y las 2 hojas que 14 días después entregamos a María Emma.  En el inicio de esas 2 hojas escribimos los 3 objetivos del programa de televisión:

  1. Que el programa guste, que la gente lo vea y que lo comente al otro día como si fuera una telenovela.
  2. Que el programa nos ayude a saber qué somos y qué tenemos en Medellín, en especial en juventud: que nos ayude a generar conciencia de nosotros mismos (nos basamos en la Teoría de la Acción Comunicativa, de Junger Habermas).
  3. Que el programa sea propositivo, que genere propuestas, que quien lo vea diga: yo quiero hacer eso, yo quiero ser como esas personas que salen ahí.

Escogimos el horario de tarde los viernes, en el que ni siquiera había programas en Teleantioquia (se apagaba el canal a las 2 y volvía a las 5). Y lo escogimos porque queríamos llegar a 86 mil jóvenes que no estudiaban ni trabajaban: llegar a esa juventud sin opciones, sin oportunidades, parchados en esquinas, “carne de cañón” para las bandas de delincuentes.

El 15 de marzo de 1991, viernes, en el primer programa, mostramos el trabajo de Barrio Comparsa en el Popular 1, con Fernando García, el Gordo. Mostramos a Nuestra Gente en Santa Cruz, que aún dirige Jorge Blandón.  Mostramos al grupo De Mano en Mano en Santo Domingo Savio, con Robinson –Roncho, le decíamos- y Olafo, Adolfo de Jesús Taborda, hoy plomero y líder comunitario.  Era primera vez que la televisión mostraba esos barrios para contar lo que se hacía por la vida, las esperanzas, los sueños, el trabajo comunitario, los jóvenes comprometidos con un mejor futuro.  Cuando íbamos a grabar a muchos de esos barrios nos preguntaban:¿a quién mataron? Las cámaras solo subían por la muerte.  Arriba mi Barrio subía a buscar los hechos de vida.

María Emma Mejía y Alonso Salazar fueron los primeros presentadores.  Luz María Posada, la productora. Olga Castaño, asesora. El nombre lo puso Esteban Carlos Mejía a partir de 58 nombres propuestos por la misma gente. Yo hacía la producción periodística, las notas en los barrios.  Solo teníamos cámara los lunes de 8 a 6, prestada por alguna empresa.  En 1992 Alonso se fue a Alemania y lo reemplacé en la presentación.  En 1993 María Ema fue nombrada Embajadora en España y llegó Liliana Vásquez a reemplazarla.  Durante unos 5 años fuimos Liliana y yo la pareja que presentó cada semana Arriba mi Barrio, y aún hoy la gente nos ve juntos y cree que somos pareja!.  Fredy Vélez dirigió esa segunda etapa y pasaron periodistas, hombres y mujeres, que ayudaron a mostrar esta otra ciudad que también existe pero que no existía, que era invisible.

Juanes cuando era Ekhymosis y Jaime Garzón cuando era Cuac estuvieron en Arriba mi Barrio. Y Willie Colón y Pacheco.  Y Tola y Maruja, las originales. Con Amparo Grisales quedamos encantados pero no por su belleza sino por sus historias de adolescente en Manizales.  Deportistas, escritores, líderes de barrio, profesionales de ONG, empresarios, artistas de todas las artes, conocidos y anónimos, pasaron por Arriba mi Barrio.  En los archivos, decimos, hay una antropoteca: las maneras de vestir, las calles y los barrios, las formas de hablar, los temas relevantes de una época, están en ese archivo que hoy nadie sabe dónde está.

Arriba mi Barrio no fue solo un programa de televisión: fue un hecho social.  Los que pasamos por ese programa aprendimos de esta ciudad, descubriéndola en cada rincón, contando cada historia dura, unas durísimas, y contando las maravillas que la gente es capaz de hacer para enfrentarse de manera pacífica a las violencias.

Arriba mi Barrio, una experiencia única de educación ciudadana, cumple 20 años.  ¡Arriba, arriba, arriba mi barrio!

Jorge Melguizo

Anuncios

5 comentarios

Archivado bajo Arriba mi Barrio, Medellín, Solidaridad

5 Respuestas a “Arriba mi Barrio

  1. Leonardo

    ¿Sabes qué? Me encanta más el nombre de Arriba Mi Barrio, pues nos da una idea inmediatamente del enfoque del programa. A diferencia de la historia que Héctor Abad Faciolince nos cuenta con Angosta, con los de arriba la historia quedó en deuda a lo largo del siglo pasado; los de abajo, léase Laureles, El Estadio, Prado Centro o el Parque Berrío a principios de siglo XX, no han sentido la necesidad de que sus vidas pasen por boca, nariz y ojos de los periodistas, los sociólogos y los antropólogos, porque han satisfecho esas necesidades de otras maneras. Para su bien, en detrimento de la realidad social de la ciudad, la historia y el imaginario del día a día los ha catapultado como la historia oficial de Medellín, así como todavía hay corrientes de pensamiento que leen los pasos de Medellín en los legados de Diego Echavarría Misas y doña Benedikta Sur Nieden. Pero hacía falta la otra historia; la que no se ve, ni se huele ni se siente en los noticieros de televisión (o al menos hasta hace dos décadas); la historia de los barrios que casi nadie creía que se debían historiar. Para eso precisamente es que sirvió este programa. Enhorabuena por los recuerdos transformados. ¡Eso sí! nunca más los olvidaremos. Enhorabuena por los 20 años de Arriba Mi Barrio.

  2. andres cardona

    Ver la vida de cerca en los barrios de Medellín, es una experiencia que te cambia la concepción, no solo de tu ciudad, sino del mundo. Luego de hacerlos visibles, sigue la dignificación, lo que han hecho Fajardo y Alonson en estos siete años y que con certeza, seguirás haciendo vos. Sólo así, Medellín saldrá de muchos de los atoyaderos en los que se encuentra su gente.

  3. Este Camino de hoy sigue los pasos que nos han llevado Arriba, también abajo y a tantos lados. Nunca leí el papelito escrito en la mesa de tu comedor pero esos puntos y otros más se conservan hoy como una manera de entender y de contar. Por eso está vivo este espacio donde nunca se renuncia al derecho a pensar en voz alta. A permitir que se vea lo que tantas veces fue invisible.

    Es nuestro año veinte. Y todos estos meses han sido y serán para recordarlo y celebrarlo. Nunca me extrañó que la ruta natural de muchos de los que por Arriba y Camino han pasado desembocara en la participación política activa Porque este programa no sólo es tv sino una manera de ver y entender. no es Medellín visitada sino vivida. Imposible no llevarla en la piel. Una sensibilidad particular habita al que camina por Arriba Mi Barrio (y Camino al Barrio) que ha sido escuela y posgrado de ciudad. Y país.

    Y esta realidad existe porque gente como vos se atrevió a soñarlo.

  4. estefania arboleda

    television es el mejor programa

  5. Yo crecí viendo arriba mi barrio, en mi mente aun escucho arriba, arriba, arriba mi barrio. No comprendo porque me gustaba el programa cuando era pequeño, pero en este momento estoy consiente de lo importante que ha sido para la construcción de ciudadanía y la oportunidad de ser un espacio de reflexión y auto-reconocimiento de la población de Medellín, ojala este programa se reprodujera en cada ciudad del país en sus canales regionales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s