Me retiro del Partido Verde

Hoy me retiro del Partido Verde, por el que voté en las elecciones presidenciales en 2010, al que me inscribí el 8 de noviembre de 2010 (por primera vez en mi vida hacía parte de un partido político) y por el que me presenté como precandidato a la Alcaldía de Medellín para las elecciones del 30 de octubre de 2011.

Me retiro por decepción total y porque no veo opciones de lograr dentro del Partido Verde lo que muchos pensamos y soñamos al hacer parte de la Ola Verde y al sumarnos formalmente a un partido político: construir un partido democrático, realmente democrático. Construir un partido ética y políticamente diferente.  Un partido serio, coherente.  Hacer parte de un partido que predicó que no todo vale y en el que muchos defendimos hasta el cansancio (¡y nos cansamos!) que el fin no justifica los medios.  Pensamos construir un partido basado en agendas programáticas, en generación de soluciones para los grandes problemas de este país, y el partido se ha quedado, en buena parte, en el fortalecimiento de 3 o 4 figuras personales y personalistas, todos ellos por cierto directivos del propio partido, y esos mismos directivos han decidido aliarse con los partidos políticos tradicionales, algo que rechazamos muchos de quienes votamos por Mockus y Fajardo en 2010.

La gota que llenó el vaso fue la decisión de sus directivos de sumarse a la Unidad Nacional del Presidente Juan Manuel Santos.  Es decir, el Partido Verde está desde hoy en la misma mesa de gobierno con el Partido de La U, el Partido Liberal, el Partido Conservador, el Partido Cambio Radical y el Partido de Integración Nacional (el famoso PIN, y es famoso porque muchos de sus dirigentes o militantes están condenados por paramilitarismo).  No estoy de acuerdo con hacer parte de esa alianza, de esa unión burocrática, pero además los directivos del Partido Verde ni siquiera pusieron este tema en consideración de quienes somos –fuimos- sus miembros.  Y, para colmo de colmos, ni siquiera ellos comunicaron la decisión sino que fue el Presidente Santos quien lo informó en su discurso al país en la apertura de las sesiones ordinarias del Congreso de la República, ayer miércoles 20 de julio.  Nos enteramos por otros de lo que nuestros directivos cocinaron entre ellos.

Me retiro del Partido Verde porque no quiero hacer parte de esa Unión Nacional, conformada por los partidos que se han robado este país y que tienen a Colombia sumida en el peor de los mundos: la mayor inequidad del continente, según Naciones Unidas.  El mayor desempleo del continente, según la CEPAL (Comisión Económica para América Latina).  El país con mayor gasto militar por habitante.  Uno de los países con mayor corrupción (y eso que solo conocemos un pedacito de esa infame corrupción).  El segundo país, después de Sudán, con mayor número de desplazados del mundo.  Y el único país del continente que no ha superado su conflicto interno.

Debo decir que el Gobierno de Juan Manuel Santos ha resultado mejor de lo que esperaba (realmente no esperaba mucho).  En este año ha habido avances importantes en temas claves para el futuro nacional, en especial la Ley de Víctimas y el Estatuto Anticorrupción.  Pero no veo avances en la agenda que nos tendría que importar más: los programas sociales, educativos y culturales, esas tres realmente las herramientas claves de la transformación.  Como tampoco veo avances en uno de los asuntos claves para Colombia y en el que también somos de los más atrasados en el continente: la infraestructura vial y la recuperación de los ferrocarriles y de los ríos para el transporte de carga.

Ángela Robledo, excelente Senadora del Partido Verde, dijo algo que comparto: no hay que estar en la Unión Nacional para respaldar las buenas medidas del gobierno y haber mantenido la independencia era mucho más importante como partido.

Perdimos la oportunidad de construir un partido diferente.  Ese reto le quedó grande a nuestros directivos, a todos nuestros directivos. Tomaron decisiones equívocas y equivocadas.  No consultaron esas decisiones. Menospreciaron a miembros, simpatizantes y precandidatos. Las ambigüedades y las dilaciones fueron más importantes que los debates serios y que las decisiones.  Se volvieron autistas y autocráticos.  En muy pocos meses lograron usar al Partido Verde para sus propios intereses.  Le dieron prioridad a los resultados inmediatos en lo electoral y no a los procesos de mediano y largo plazo que nos permitieran construir una alternativa al bipartidismo que ha marcado (y matado, literal y metafóricamente) a este país.  Se olvidaron de la formación de la cultura política, pasaron por encima de los principios, olvidaron la ética, hicieron a un lado la política.  Se volvieron politiqueros.

El 2 de mayo renuncié a mi aspiración a la Alcaldía porque no quedaba otro camino decente: esos mismos directivos habían decidido que Medellín no era prioridad electoral y habían optado por ofrecerle el apoyo al Partido Liberal para ganar la Alcaldía de Medellín a cambio de que el Partido Liberal los apoyara para ganar la Gobernación de Antioquia.   No estuve de acuerdo. Insistí –sin éxito, como es evidente- que deberíamos tener candidatura propia a la alcaldía de Medellín y propuse trabajar conjuntamente las candidaturas a Gobernación de Antioquia y a Alcaldía de Medellín. Renuncié y me marginé de las elecciones pero dije que no me iba del Partido Verde porque en los partidos debían caber, precisamente, las divergencias y diferencias.  Y dije que yo no me había inscrito en una iglesia sino en un partido. Que las iglesias son de dioses y dogmas, de actos de fé.  Y los partidos son (o deben ser) de colectivos, de ideas, de análisis, de construcciones.

Hace solo 8 días le respondí a unos amigos que yo seguiría haciendo parte del partido porque en algún momento quienes pensamos diferente podríamos ganarle espacio a esos directivos politiqueros y electoreros, representantes ellos y ellas también de lo que es necesario cambiar en la política colombiana.  Pero hoy decido irme.  No hay caso.  Lío mis bártulos y me voy.  No afectará a nadie mi renuncia porque hasta hoy fui un militante más, de esos a los que los directivos ni escuchan, ni consultan, ni informan, ni responden.

Otra decepción de la política en este país.  El partido verde (así, en minúsculas) le quedó grande a sus directivos.

Recuerdo ahora una frase que viene al caso, esa que sale en la última escena de La Estrategia del Caracol, la maravillosa película de Sergio Cabrera: Ahí les dejamos su hijueputa casa pintada.

Jorge Melguizo

Anuncios

15 comentarios

Archivado bajo Medellín, Partido Verde, Política, Precandidatura

15 Respuestas a “Me retiro del Partido Verde

  1. José Fernando Valencia Fernández

    Buenísimo Jorge, uno de los pocos que se mantuvo firme en sus principios.

  2. Dulcinea Guerrero

    Este escrito habla por muchos que nos sentimos igual de decepcionados…

  3. jorge castellanos

    La responsabilidad principal de la muerte de compromiso ciudadano es sergio fajardo, por haber iniciado con esas alianzas y siempre jugar a perder.

  4. john mejia

    Estimado Jorge. Tampoco soy politico, pero un dia fuí de una comision de observador electoral, solo para cuida unos votos, o mejor para que otro Candidato politequero no se los robara y afortunadamente la administracion cambio. A usted lo vi en TV, y su propuesta a la alcaldia me convencio y por usted o en blanco votaré…Estoy listo para unir firmas si se requiere un candidato INDEPENDIENTE. Lo siento poe esta ciudad, que me duele…john

  5. andres cardona

    Jorge, aplaudo tu carta y hago eco de ella, expresas todo lo que pienso y siento sobre esta situación vergonzosa, como votante (nunca milité) incluso, le exigiría a las directivas del partido, que a mi nombre, donaran el valor económico que la registraduría le desembolsó al partido verde por mi voto, a una fundación que ayude a la educación de niños de bajos recursos, porque siento que me robaron todo, sueños, esperanzas, ideales. Sería un acto simbólico para que estos que tú llamas “dirigentes”, – yo les diría: corte de politiqueros de garzón – tuvieran un acto de respeto por millones de personas que votamos por ellos en las pasadas elecciones.

  6. MUY BUENOS MOTIVOS PARA DEJAR UNA OLA QUE YA TERMINO Y ESTA EN LA ARENA DE LA BUROCRACIA, LA POLITIQUERÍA Y LAS NEGOCIACIONES TORCIDAS….

  7. me identifico totalmente con tu pensamiento.

  8. Sonia Amparo Correa Valderrama

    Buenos días Jorge. desde tus conocimientos y compromisos con el partido verde y las valoraciones que como integrante y gran conocedor del equipo al que perteneciste, considero tu renuncia un aporte para otros (as) que como yo, he sentido una esperanza en el equipo de Fajardo y en el partido verde como una estrategia posibilitadora de construcción de sentidos para los (as) colombianos. Tu renuncia es una alerta y una decepción sobre algo que consideraba diferente, más no inocuo, a los teje manejes de la cultura política que revuelve y enceguece nuestro país y a los líderes y liderezas que actualmente se mueven en los espacios de decisión y de opción a cargos significativos.
    Admiro tu valentía y como ciudadana espero poder contar contigo en otros escenarios que verdaderamente propendan por una propuesta trasparente y de desarrollo para el pueblo colombiano.

    Un abrazo.

    Sonia Correa V.

  9. Señor Melguizo,
    Usted es una persona muy valiosa en y para nuestra ciudad. Ya lo veremos en otros proyectos, porque los Verdes están biches. De verde solo tienen el nombre.
    Saludos,
    Pedro Patiño

  10. Guillermo Comach

    Excelente tu posición Jorgito! Admiro tu valentía y honestidad política y sobre todo ese gran amor por tu patria y tu gente! Un gran abrazo desde Maracay, Venezuela.

  11. A mi me pareció muy interesante su comunicación, pero no era necesario terminarla en esos términos ya que considero que con altura son mejores los resultados.

    Lucíavictoria Longas
    C.C. 42.866.927

  12. Jimena Puyo Posada

    Jorge: comparto tu decepción total frente al partido Verde y sus dirigentes, que hoy están más desdibujados y desperfilados que nunca. Desfiguraron y dilapidaron este proyecto político.
    Excelente tus razones para retirarte del partido Verde y admirable la posición que has mantenido todo el tiempo.

  13. andrea apolaro

    Jorge, ahora entiendo tus razones para bajarte de la candidatura y del partido, que bueno haberte tenido aunque sea un poquito por este Montevideo que insiste en dejar de ser gris :). bs
    Andrea

  14. CAMACHO

    Hola , Jorge ,felicito tu integridad, nuevamente vemos como la politequeria tradicional acaba con un proyecto de cambio, tocara esperar y tratar de hacer algo diferente ,informanos sobre tus proyectos y depronto nos unimos en algo, que verdaderamente genere el cambio democratico que requiere nuestro pais.
    Camacho

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s